Madrid cierra la segunda pandemia en España

Después de una larga agitación política, Madrid y las ciudades circundantes están cerrando el coronavirus. Este bloqueo no es tan severo como en la primavera, pero sigue siendo severo. La Comunidad de Madrid se vio gravemente afectada en Europa con 859 casos por cada 100.000 habitantes.

Viviendo en la “Nueva Normalidad”

Desde junio, la curva de incidencia en España viene creciendo a un ritmo alarmante. Algunos países, como el Reino Unido, han introducido la detención obligatoria para los viajeros procedentes de España. Polonia prohibió los vuelos en esta dirección hasta finales de septiembre.

Los españoles están luchando con la segunda ola de la epidemia. ¿Cómo es la vida en la “Nueva Normalidad”? Las máscaras y la distancia a pie son obligatorias en cualquier lugar público, incluida la calle. Hasta mediados de septiembre, es posible reunirse en grupos de no más de 10 personas. Ahora los eventos sociales están limitados a seis.

Nuevos casos de SARS-CoV-2 en España, fuente: Worldmeter

En lugar del tradicional beso en la mejilla con pequeñas diferencias como el codo, funciona como lo hacía el Madrid. Un tercio de todas las infecciones en el país se reportan aquí.

El 18 de septiembre, Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, el partido moderado Partido Popular, introdujo nuevas regulaciones, pero el gobierno fue mucho más suave de lo esperado. En una conferencia de prensa largamente esperada, anunció el cierre de 37 distritos. Los residentes solo pueden dejar la escuela y los médicos, camino al trabajo para ellos. Entre ellos, los parques también están cerrados y las plazas en los bares son limitadas, que ahora solo abren hasta las diez de la noche.

Unos días después, los primeros ministros del partido socialdemócrata PSOE, Pedro Sánchez e Isabel Ayuzo, decidieron llegar a un acuerdo meses después y jugar un gol en la lucha contra la epidemia. Anunciaron el fin de la cooperación y los ataques mutuos en los medios. Un grupo especializado, el denominado grupo COVID, se encarga de coordinar las acciones contra la propagación del virus.

Los políticos están luchando

Sin embargo, el “tratado” no duró mucho. Dos días después de asumir el cargo dimitió Emilio Bouza, portavoz del Grupo COVID de la Comunidad de Madrid y epidemiólogo. ¿La razón? Contradicciones en la lucha contra el virus.

El pasado 25 de septiembre, en discursos casi simultáneos, se presentaron diferentes posiciones sobre el tema: Antonio Zapatero, viceconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, y Salvador Illa, consejero de Sanidad de España. Madrid extendió las sanciones a solo otros ocho distritos. Mientras tanto, el ministro de Salud lo dejó claro: las sanciones se aplican a toda la capital. En respuesta, Ayuso lo acusó de discriminar al Madrid y colocarlo en un “candelero”.

“Escuche lo que la ciencia tiene que decir y ponga la política en marcha. La salud de la ciudadanía debe ser una prioridad, lo decimos con obediencia y lo seguiremos con la colaboración de otras comunidades autónomas ”, dijo la ministra de Sanidad. La presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid destacó que hará todo lo posible para evitar que Madrid se congele.

READ  "Alamo" de John Wayne y con él se publicará en un libro de medios limitados

Jom Padres, presidente de la Cámara de Médicos de Barcelona, ​​también ha hecho un llamamiento al presidente Ayuso para que se separe de la capital. En Twitter, mencionó los principios de “responsabilidad y solidaridad”. Por motivos de seguridad, las autoridades catalanas están aconsejando a los vecinos de la zona que no viajen a Madrid.

Finalmente, Ayuso se rindió y acordó cerrar la capital y nueve pueblos aledaños el viernes 2 de octubre. Los residentes pueden irse al trabajo, la escuela, el médico y otras emergencias. Sin embargo, el presidente anunció que impugnaría la decisión ante la Corte Suprema.

Atención médica desatendida

La situación en los hospitales empeora. Ya, más del 17 por ciento de los pacientes con COVID-19 lo tienen. Camas en unidades de cuidados intensivos, y hasta un 30 por ciento en zonas como Madrid, La Rioja y Aragón. Lugares disponibles en estas salas.

El coronavirus puso de relieve las evidentes fallas y abusos del sector médico en el país. Pidió un mayor financiamiento para la salud pública y las reformas de la atención médica al comienzo de la epidemia. “Este es un momento crucial para el servicio público de salud en Madrid”, advierten los sindicatos de trabajadores de la salud y otras organizaciones y movimientos de base en un comunicado conjunto. El sistema de salud se ha privatizado y comercializado significativamente en los últimos años. “Atención médica 100%. Pública y Universal, que garantiza que todos los residentes tengan acceso a la atención médica sin excepción, es nuestro bien común y derecho fundamental”, se lee en el comunicado.

Las huelgas de los médicos residentes se extendieron por la capital a principios de julio. Llamaron la atención sobre las pésimas condiciones laborales y destacaron que los hospitales los utilizan como mano de obra baja y que tienen que seguir trabajando incluso después de un turno de 24 horas. No descanses.

Los médicos volverán a salir a las calles en septiembre. Protestaban contra los altos salarios, la buena mano de obra y la alta burocracia. Sin embargo, a finales de septiembre se llegó a un acuerdo con las autoridades de la Comunidad de Madrid y, como resultado, se canceló la huelga prevista de los médicos generalistas.

Además de un número suficiente de médicos, también hay escasez de comentaristas que puedan iniciar una comunicación eficaz durante las visitas o en los televisores médicos. Al comienzo de la epidemia, Lavapis se sorprendió por la muerte del hombre de 67 años. Mahmoud Abula Hussainun, La línea directa de coronavirus no pudo comunicarse durante seis días. Este es uno de los problemas que afectan a las comunidades de inmigrantes. Desactivación de los servicios de traducción en los centros de salud, introduciendo un acceso limitado de emergencia a los servicios médicos para extranjeros.

El encierro toca a los pobres

La prohibición de salir de sus barrios ha afectado a los habitantes de las zonas más pobres de la ciudad. Oficialmente, deben cerrarse entre 100.000 y 1.000 infecciones por distrito, residentes. Sin embargo, áreas que son importantes en términos de comunicación han escapado a esta regla. Por ejemplo, en el elegante barrio de inmigrantes de Lavapius, que está más allá del límite de la enfermedad, no está cerrado. Los bares están llenos hasta los topes todas las noches.

READ  2020: | Mind.Wa

“Deberían habernos cerrado hace mucho tiempo, pero Lavapis es un distrito turístico. Esa es la única razón por la que no lo hacen”, dijo Zavi, propietario de una pequeña farmacia, quien tiene serias discusiones sobre la epidemia y grandes quejas sobre la situación actual. Los barrios populares fueron excluidos del bloqueo debido al temor de las autoridades de que se derrumbara nuevamente.

El coronavirus puso de relieve las desigualdades sociales en Madrid, entre otras, el diario “El Pass”, muy leído. La mayoría de las familias con niños viven en pisos pequeños con barrios pobres, bajos ingresos y ocupaciones que pueden impedirles trabajar de forma remota.

Los residentes de los barrios de clase trabajadora de Vallecas gravemente afectados por el coronavirus han pedido una mejor atención médica, protestando en las calles luego de que los vecinos anunciaran un cierre. En las pancartas aparecían los lemas “No al gueto de Vallecas” o “No a la separación”. Los vecinos exigen la dimisión del presidente Ayuso, que ha sido criticado por su afirmación de que el aumento de contagios en Madrid tiene en parte la culpa. El “estilo de vida” de los inmigrantes.

“Nuestro distrito está completamente destrozado: hay zonas abiertas y zonas cerradas. Hay condiciones absurdas, no puedes visitar a un amigo que vive en la calle o literalmente ir al supermercado de la esquina. Teresa, residente en el distrito de Ciudad Lineal, califica la actuación de las autoridades madrileñas de “injusta, inútil y provocadora”.

La economía esta temblando

“Tenía más de la mitad de las existencias en mis estantes antes de la epidemia de hoy. Viene muy poca gente, es muy difícil ”, nos dijo uno de los vendedores del distrito de Lavapis. Dirige una tienda con productos alimenticios indios y nepaleses. Hay muchos lugares como este aquí, pero los vendedores están de acuerdo: puede ser difícil mantenerse al día con los negocios.

Todo apunta a que la situación empeorará en los próximos meses.

España es uno de los pocos países europeos cuya economía se ha visto muy afectada por la pandemia. El país se identifica en gran medida sobre la base del turismo y el entretenimiento. Mayor caída del PIB desde 1930: 17,8% En el segundo trimestre. Por otro lado, el nivel de empleo cayó un 7,5 por ciento entre abril y junio. En comparación, en Francia es solo el 0,2 por ciento.

Los pequeños empresarios se vieron gravemente afectados por la crisis, pero ni las grandes empresas españolas escaparon. La Gran Vía, la calle principal de Madrid, famosa por sus restaurantes de moda y tiendas especializadas, ahora está cerrada. 30 por ciento de centros minoristas y de servicios.

READ  LOL: Last Laughing: el nuevo programa de matones conoce la fecha de inicio

Los españoles se quejan de una nueva ley de trabajo a distancia, que fue aprobada por el gobierno el 22 de septiembre. Si bien el gobierno recomienda trabajar de forma remota, la empresa tendrá que decidir si los empleados trabajarán desde casa. Mari, una residente de Madrid, se queja de esto y la empresa se niega a trabajar de forma remota, aunque no tiene ningún motivo real para venir a la oficina.

“El gobierno ha hecho tal recomendación, pero la decisión final quedará en manos de las empresas. El trabajo en línea debe controlarse de arriba a abajo”, dijo Mari.

De hecho, a pesar de que todos usan máscaras en el metro, no se trata de mantener una distancia segura. En tal crisis de salud pública, los expertos piden que la ley imponga la obligación de actuar a distancia siempre que sea posible.

Una epidemia en España. ¿Qué falló?

¿Por qué la Segunda Ola española más devastadora de Europa? Aunque hay muy pocos datos para sacar conclusiones concluyentes, existen muchas hipótesis.

Una razón es el rápido levantamiento de las restricciones de circulación y viajes de vacaciones dentro y fuera de España.

Además de las deficiencias encontradas en el personal médico de atención primaria, también hay un número suficiente de pruebas y los llamados “Rostradors” o personas que necesitan rastrear la propagación del virus y los que causan daño.

El deterioro de las condiciones laborales de los trabajadores temporeros migrantes es otra posibilidad. En verano, muchos de ellos buscan trabajo en los jardines de los alrededores. Es la mano de obra más barata para la que España abastece a casi toda Europa de frutas y verduras baratas. Los productores alegan que los trabajadores no recibieron un alojamiento adecuado. COVID-19 tendrá que vivir en campamentos abarrotados que no permiten la gestión de medidas de protección contra la infección. No se trata de proporcionar máscaras o distancia suficiente.

Traducción de Miguel Porta, Catedrático de Epidemiología, Medicina Preventiva y Salud Pública En el diario El PassNo pasó la prueba de “nueva normalidad” debido a la incompetencia del estado. En su opinión, “Este no es un estándar fallido, es la implementación de estos estándares. No es un problema de políticos, es una máquina de Estado”.

Anna Mikulska

Antropólogo cultural a través de la educación. Trabaja con la Gazita Viborza de Cracovia y publica, en Interlia, “Critica Politizna”, “Holistic News”, “Contact”, “Pisma” y “Continents”. Escribe sobre inmigración, derechos humanos, política mundial y turismo responsable.

Magorzata Jusszak

Magorzata Juszak – Periodista, traductora y directora de cine, corresponsal de la edición polaca de “Le Monde Diplomat”. También ha aparecido en “Newsweek”, “Gazita Viborzza”, “Critica Politizna”, la británica “Novara Media” y la española “El Salto”. También con radio TOK FM.


Recommended For You

About the Author: Yazmin Gago

"Practicante de televisión sin remordimientos. Adicto a la cultura pop. Fanático de las redes sociales. Amante de la comida".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *